Seguidores

lunes, 17 de abril de 2017

¿Se viene la tercera?






Sin importar por qué
los imperios vienen amenazando,
Con su maquinaria brutal en pie
están siempre desafiando
Para colmo
de cuando en cuando hay que usarla
No sea cosa que venga el golpe
al amo que las amamanta.
No sea cosa que los guerreros
tengan ideas y deseos
Con el demente en la Casa White
todo parece predestinado.
Con locos en ambos lados
Dios libre a la humanidad
El tiempo dirá
si el dos mil diecisiete,
es ese que prometen
las profecías atinar.
Lo mismo, da igual,
estamos hasta el cuello,
no hagan olas
que la mierda nos va a tapar.

miércoles, 5 de abril de 2017

San Miguel del Monte Cuentos 1

San Miguel del Monte

(Un día con Zenón y sus mastines, Hilario el de la moto sierra y su chiva, Enzo de la amoladora, Elías “el alambrador” e Ion y el Agrimensor)

Tres de abril, con Julián (mi primogénito), nos levantamos esa brumosa y cálida madrugada a las 4.00 a.m., para alcanzar sin contratiempos el crucero de la Línea 88 que partiría de la Estación de Once 5.10 y pasaría por Av. J.B: Alberdi y Av. Olivera aproximadamente 5.30 según nuestros cálculos.
Estuvimos en la parada tal lo planeamos a las 5.00 (no sea cosa que se adelante el ómnibus) ya que el próximo partía 7.30 de Once y con un viaje de más de tres horas sería fatal para nuestros planes de encontrarnos en la Estación de San Miguel del Monte a las 9.00 con Elías “el alambrador” del terreno. Esperamos pacientemente en la vereda de esa Avenida, aún adoquinada como imagino en su inauguración a fines del siglo XIX.
Las personas que circulan por esas horas un día lunes, no son gente común, por lo general son aquellos que al nosotros salir a la calle varias horas después, hacen ver un manto de cierta prolijidad y orden en las calles y oficinas.  Son aquellos trabajadores silenciosos que nadie recuerda ni su nombre y menos su rostro.
Allí mientras aguardábamos, contemplaba a mi hijo, tan hombre ya, con cara más que de dormido, de agotado por haber trabajado el domingo hasta las nueve de la noche, pensaba como me quiere este pibe para estar conmigo y seguirme en este viaje, ya que él aceptó esta travesía en otros términos (ir con el auto de papá cómodo, salir dos horas después o sea con más tiempo de sueño, en un trayecto de una hora a lo sumo).  Pero el padre chocó la semana anterior y por ende el vehículo no estaba disponible y ya el compromiso con “el alambrador” estaba asumido. De todas maneras, él estaba ahí al pie del cañón, como siempre.





Capítulo 1
(El viaje)

Pasadas las 5.40, a la distancia divisamos el cartel del 88, con el ademán característico del brazo estirado con la palma de la mano abierta en señal de alto, el transporte de media distancia detuvo su marcha.
Tenía claro que el precio de cada pasaje era de $. 35 cada uno, tal cual lo describía en la página de la Empresa, por ende, el día anterior había cargado $. 100 en la tarjeta Sube como para llegar tranquilos. Para mi asombro solo ese dinero me alcanzó para un pasaje y medio, ya que el valor de los mismos era de $. 67, pero gracias a la buena voluntad del Sr. Chofer y como agregó mi hijo no tenía otra alternativa que ya nos había cobrado tres cuartas partes del boleto, accedió a que carguemos la Sube y paguemos en el cambio de chofer de Cañuelas.
Allí estábamos sentados en los primeros asientos mirando hacia atrás, me sentía rumbo a lo desconocido, mientras miraba los rostros e imaginaba cada historia de las personas que diariamente viaja a su trabajo o de vuelta a casa, a esa hora de la madrugada, en la penumbra de ese ruidoso medio de transporte.
Recorrimos la Ruta 3 desde Lomas del Mirador, pasando por San Justo, Isidro Casanova, Laferrere, González Catán, (tramos oscuros y con desvíos por la construcción del Metrobus) luego vinieron promediando el viaje Virrey del Pino, para ese entonces el micro estaba semi vacío, la última tanda de gente había bajado en la impresionante planta de Mercedes Benz a la vera de la ruta, desde allí no solo cambió el paisaje de urbano a rural sino que también el de los individuos que comenzaban a subir en lugares donde uno miraba hacia todos lados y solo veía campo, y no alcanzaba a comprender de donde aparecían, quizás de alguna casa perdida detrás de los matorrales o de la niebla que empezaba a predominar el lugar,  eran otras caras, distintas a lo que uno está acostumbrado a ver, sonrientes, humildes pero sin pesares se los veía, con otras formas de comunicarse, se saludaban con el chofer al subir y con cada nuevo integrante del pasaje que se sumaba a  medida que transcurrían los kilómetros, sinceramente no comprendía como puede existir “otro mundo” a solo 45 kms. de la gran urbe que es Buenos Aires.
Primera parada importante Cañuelas, orgullosa capital nacional del Dulce de Leche, ya eran cerca de las 7. 30 de la mañana.
Tal como me había comprometido y recordado el chofer antes de hacer el cambio de choferes, baje a la terminal a cargar mi Sube y pagar el resto del valor del pasaje, mientras Julián me guardaba el lugar, ya que allí había una cola de unas veinte personas, suficientes para volver a llenar el micro.
En mi corta caminata hasta la boletería, dije no menos de diez veces “buen día”, recibiendo su correspondiente saludo de vuelta, ya sea de los tres policías comunales apostados allí, como de personas que pasaban a mi lado y hasta el mismo boletero que cambió su rostro duro por una sonrisa, que no le encajaba del todo, pero se sentía sincera.
Para partir de ese momento, y por los 48 kilómetros restantes hasta llegar a Monte, me sentí que viajaba en el tiempo, que volvía a una era donde todos se conocían y se saludaban con tanta naturalidad como no es imaginable para nosotros los porteños hoy en día.
Creo que solo faltó que suba el chacarero con un par de gallinas bajo el brazo, después de eso subía en cada parada un personaje nuevo, tan autentico como el verde que nos rodeaba.
Y ahora no solo me asombraba de donde salía esa gente que de la nada abordaba el micro, también en los lugares que bajaban, les juro que mirando a mi alrededor solo se veía campo y más campo, ¿A dónde se dirigían esas abuelas con sus bolsas o las madres con los chicos con los guardapolvos blancos relucientes? Ya sé, estas últimas a la escuela, pero ¿qué escuela, donde estaba?
Continuamos y a 19 kms. de nuestro destino, el ómnibus se desvió de la ruta entró en el pueblo Abbott, un paraje de cinco cuadras de largo por tres de ancho, donde asombrosamente subieron, cerca de la estación aparentemente abandonada, unas seis personas, imagino que un tercio de su población.
Finalmente, tres horas y media después llegamos a San Miguel del Monte, distante, increíblemente, a solo 105 kms. de la Capital Federal.
De aquí en más, en sucesivos Capítulos, relataré más de lo vivido, en un solo día, fuera de esta gran urbe.



sábado, 11 de febrero de 2017

Juana...


Como si no le importara nada
allí está Juana mi adorada. 
Oliendo azares,
disfrutando brisas matinales.

Sentadita sobre mí
enseñas a dejar el frenesí,
para volver a la tierra
sin más vuelta.

Los hijos nos enseñan,
los nietos nos reviven.
hasta parezco más pibe
cuando disfruto de ella.

Juana, 
flor innata
de jardines 
multicolores.

Aprecias los aromas
y reivindicas lo cotidiano
Contigo de la mano
se hace mágico lo mundano.

Juana, 
estaría toda la mañana
dedicándote odas,
pero recrear tu bendición
toda una vida no alcanza.



viernes, 5 de septiembre de 2014

Gustavo Cerati frases


Este es nuestro pequeño homenaje a un grande. Estas son algunas de las huellas que dejó Gustavo Cerati. Sus frases. (CLAVENOTICIAS.COM) 
- Lo que seduce nunca suele estar donde se piensa.
- No nos sirven las palabras…Gemir es mejor…. ¿o no ?
- Cuerpos de luz, corriendo en pleno cielo, cristales de amor amarillo…

- Apago tu fuego, enciende mi agua, puede que no haya certezas.
- Si el lenguaje es otra piel, toquémonos más con mensajes de deseo.
- El fin de la pasión es que lo oculto se vea.
- Mi ego va a estallar ahí donde no estás… Los celos otra vez.
- Dame algo dulce nena suelo volver amargo, quiero tenerte así por horas y horas.
- Me pasé la vida imaginándote, no es momento para ser cobarde.
- Lo terrible del mar es morir de sed.
- No te alcanza con improvisar, el descaro baby, es parte de la diversión.
- Usa el amor, usa el amor como un puente.
- Y si te abrazo, es para sentir…Que a nuestro amor nunca podrán sacarlo de raíz.
- Comencé a girar como un reloj, hoy el oro está en mi piel.
- Cuento verdades como mentiras, la culpa eres de nadie


- Desordene atomos tuyos para hacerte aparecer
- Sé que dices la verdad,la conozco, te conozco y no te creo
- Harto del sarcasmo sube el precio del silencio
- Estoy romántico y repleto de clichés
- Un reemplazo de mi no podrá hermosearte mas
- Desde que te amé, nunca se borró tú cicatriz en mi
- Como una piedra en el agua, seca por dentro
- El silencio no es tiempo perdido
- Un poco de miel, no basta
- Aun tengo el sol para besar tu sombra
- Hay algo oculto en cada sensación
- Parece descubrir en mi que aquel amor es como un océano de fuego
- Es amor lo que sangra
- Se que huyo porque amo

- Alguien me ha dicho que la soledad se esconde tras tus ojos
- Me dejaras dormir al amanecer entre tus piernas
- Un hombre alado prefiere la tierra
- Con la luz del sol se derriten mis alas
- Y el eclipse no fue parcial
- Lo que pueda suceder, no gastes fuerzas en comprender
- Estamos solos en la selva, nadie puede venir a rescatarnos
- La ternura de tu duda mi habitual rincón, en cada mínimo detalle creo oir tu voz
- Cuando está obscuro todo empieza a verse más claro. En mi constelación
- Florecer mirándote a los ojos, perfección
- Un extraño destino , una oscura verdad , tan solo tropiezos amar o callar
- Mi curiosidad es más grande que tu miedo
- Te doy todo y siempre guardo algo
- Este tiempo llegó para ahogar a la bestia, todo acaba bloqueado entre tanta histeria
- El tiempo es arena en mis manos

- Sé que soy nada más que menos de lo que podría ser
- Te perseguiría hasta el sol, pero hoy es sólo inercia
- Sostenida, una ilusión sostenida
- Pasa el tiempo y ahora creo que el vacío es un lugar normal
- Así se siente cuando la verdad es la palabra sometida
- Todo lo profundo ama el disfraz
- Separemos el amor de la avidez de mitigar el dolor
- Sólo por espinas desechar la flor
- Toneladas pesan nada cuando sólo flotas, sin más que pensar
- Uno toma otro barco aunque no quiera hacerlo
- Distante placer de una mirada frente a otra, esfumándose
- Lo mejor tener sed enloquece al desierto, será la locura que nos hace bailar ?
- Harto del sarcasmo sube el precio del silencio…Me hace sentir bien
- Formar tu corazón…ver si hay algo de cierto
- Buscar perderse más…dejar que tiemble la tierra
- El fin de amar, sentirse mas vivo

- Hoy voy a ser tu mayordomo y vos harás el rol de señora bien
- Soy tan vulnerable a su amor
- Me embriague con tu miel venenosa
- Te mire tristemente, no hay mas tiempo que perder
- Si algo cedes, calmare tu histeria
- No podemos más de tanto amor
- Cuando el cuerpo no espera lo que llaman amor
- Amaneció, abre los ojos, me iré con estas olas, no estés preocupada
- Y alguna vez querrás saber la dirección para volver al origen que al principio fue.
- Si algo calle es porque entendí todo menos la distancia
- Recuerdo el mar soñé estar aquí y no recuerdo despertar.
- El que no ama compra
- Pero hay vacíos que no pueden llenar
- Ya no hay más que hacer sos tu propia ayuda
- Mereces lo que sueñas
- Tengo todo por no querer más nada
- La vida dura un salto, quedarse, una muerte segura
- De mi, solo lo que ves conseguirás de mi, de mi, verás…lo que quiero.
- Vos y yo juntos somos como un templo
- Ahora anda y viví..que siempre amé tu locura
- Del mismo dolor vendrá un nuevo amanecer
- Las ganas que quedan se marchan con vos
- Ya no me da pena, dejarte un adiós
- Son fotos veladas de un tiempo mejor

- La tarde está cayendo en tus ojos
- Las almas son tan corruptibles, que no querrás saber de mí
- Nos pusimos a jugar a decirnos la verdad que más engaña saber
- A mí me es fácil olvidar
- Tomate el tiempo de desmenuzarme
- ¿Quien sabrá el valor de tus deseos ?
- Cerca muy cerca
- Dictando una sentencia desafiante : no existes
- Mi parte insegura…bajo una luna hostil
- Tanto le temes, que al fin sucede…
- El riesgo es el camino mas intenso
- Apagar las estrellas y extinguir el sol, es el capricho de la razón
- Solo una hora mas en silencio….el tiempo para firmar mi nombre en tu cuello
- Sueles encontrarme en cualquier lugar, y ya lo sabes, nada es casualidad…

Fuente: Clavenoticias